DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER Comunicado P.I.N.S.I.

El 8 de marzo es un día universal de reivindicación de los derechos de las mujeres, largamente ignorados y repetidamente pisoteados.


El Pinsi ha adquirido desde su creación el compromiso de trabajar para hacer de Siero un municipio de personas iguales en derechos y obligaciones y así va a seguir siendo.


Aunque en la actualidad el sector primario de muestra región sea minoritario , hoy quiero homenajear a todas las mujeres del mundo rural , mujeres que trabajan en la explotación agraria o ganadera familiar, que comparte con el hombre las tareas del campo, que asumen buena parte de esas tareas aportando su trabajo diario, padeciendo todos los inconvenientes de trabajar pero ninguna de sus ventajas, pues lo hacen sin remuneración , sin derechos sociales; mujeres que desde siempre se han ocupado además, de la casa, de la educación de los hijos, de la económica familiar .


Hoy quiero homenajear a mis abuelas y tías abuelas .


Yo vengo de una familia humilde de la aldea, una familia matriarcal, tres mujeres solas (mi abuela paterna y dos hermanas,) sacaron adelante a 15 niños, sin ninguna figura masculina a su lado. Trabajaron muy duro en el campo, incluso una de ellas lo compaginó con el trabajo en la mina (quizá fuera una de las primeras mujeres de la minería).


Ellas los mantuvieron a todos unidos, les inculcaron el concepto de familia, el estar unidos los unos con los otros, el ser como hermanos aun no siéndolo.


Mi abuela materna y su hermana sacaron adelante a mi madre, trabajando en las labores del campo, aun recuerdo a mi abuela subiéndose con gran agilidad, por las piedras salientes de la pared para subirse a la“tená”, su maña y su fuerza para hacer cualquier labor del campo y pelear con el ganado, cargando además con el estigma de ser madre soltera, tan terrible en aquella época.


Todas ellas trabajaron duro en la casa y en el campo, con el ganado y sufrieron además la escasez de recurso, nunca se quejaron por ello, nunca reivindicaron nada, nunca alzaron la voz,…….pero hoy lo hago yo por ellas.


Desde aquí mi reconocimiento a todas esas mujeres que han trabajado toda una vida en el campo, a su esfuerzo y sacrifico personal. A todas esas mujeres que hoy viven del campo y el ganado, a ellas que hacen posible frenar la despoblación en nuestras parroquias, a ellas que siguen impulsando la económica en el medio rural.


Aunque ya hemos empezado el camino hacia la igualdad, pues se han aprobado leyes como la Ley para la igualdad efectiva de mujeres y hombres, la ley de la Titularidad Compartida que promueve la igualdad real de las mujeres en el medio rural y el reconocimiento de su trabajo, y otras muchas, todavía queda mucho por recorrer y debemos de luchar por una igualdad real.


Luchar por fomentar una verdadera corresponsabilidad en las tareas domésticas, para que las mujeres tengan más presencia en el mercado laboral, que las mujeres no sigan siendo prisioneras de unas obligaciones que deberían ser compartidas, cambiar la mentalidad instaurando un cambio radical en los valores culturales, para que realmente sea posible el progreso social y económico de nuestra tierra.


Una frase de BELLA ABZUG:

“La prueba de si puedes mantener un trabajo no debería ser la predisposición de tus cromosomas”